Vivir en el reino de las emociones

Germán Antelo

Germán Antelo/ Executive Coach

La emociones son un tema cotidiano en nuestras vidas, aparecen en todo momento y es algo que no se puede evitar, todos los seres humanos las tenemos y eso nos diferencia de los robots por ejemplo, con lo cual es muy importante aprender a reconocerlas y gestionarlas.

Muchas personas con las que hablo o trato estos temas, buscan como erradicar de sus vidas las emociones “malas” y solucionar estos estados, están en plena búsquedas de recetas para eliminarlas para siempre y es aquí donde quiero detenerme un momento.

Considero que las emociones no son ni buenas ni malas, son una expresión de necesidad, ya sea por una frustración, alegría, reconocimientos, miedos, inseguridades, etc…, lo que importa en todo esto es el grado que nos dominan muchas de ellas.

Vivir en el reino de las emociones es algo que no podemos evitar pero podemos gestionarlas adecuadamente para nuestro beneficio. Por ejemplo el miedo no es malo ni bueno, todo depende de cómo influye en nuestra actitud, puede que te empuje a actuar y en el momento que lo haces le habrás vencido. Cuántas veces nos ha sucedido de tener miedo a algo y una vez que actuamos nos hemos dicho “al final no era para tanto esto”.

El problema del miedo es cuando nos paraliza, ahí comienzan los problemas, la persona que toma una actitud de parálisis total, que no se mueve, se recluye, crea mil y una excusas para no actuar, eso es malo porque va provocando en su persona una alta caída en su autoestima y seguridad como SER humano.

Un ejemplo muy claro es la situación económica y social actual que está sucediendo en mucho países, esto genera mucho temor e incertidumbre, grandes enemigos de las personas, con lo cual se nota mucha parálisis y aparece una frase que escucho muy a menudo “cuando pase esto haré tal cosa”, y yo me pregunto “y si esto ha llegado para quedarse, ¿vas a quedarte estancado por el resto de tu vida?”. Hay que diferenciar prudencia de miedo a actuar, es muy importante que tengas claro estos conceptos, para que cuando aparezcan las excusas sepas realmente de dónde vienen.

Por lo tanto es necesario y muy importante aprender a gestionar tus emociones, debes impedir caer en sus garras y dejar que te dominen, porque si no te será muy difícil vivir en plenitud y llegar a vivir como sueñas hacerlo.

Para gestionarlas será necesario, como primer paso, saber realmente quién eres, porque si no se sabe esto, todo lo que cuente aquí será un cúmulo de palabras que no servirán para nada. Debes preocuparte en explorar, averiguar y reconocer cuáles son tus valores, que quieres y buscas para ti en tu vida. A partir de allí comienza un proceso en reconocer cómo aparecen las emociones, cuáles son las más frecuentes, en qué momentos se presentan y qué tiempo suelen permanecer, porque hay algunas que llegan para perpetuarse.

Recuerda que cuando tenemos una necesidad insatisfecha se presenta la emoción y ésta da una orden para que actúes. Imagina que tienes una necesidad de reconocimiento en tu entorno por algo que consideras que deben dártelo, como ves que no ocurre te frustras, con lo cual te enfadas con todo tu alrededor, sueltas palabras feas y te vas.

La gente pensará que estás enfadado por algo que les has dicho, pero en realidad tu problema es la necesidad del reconocimiento que esperabas. Si tu lo detectas en ese momento y preguntas a tus valores como actuar en esa situación, podrás hacerle ver a tu entorno con buenas formas que necesitas o esperas algo de ellos, si es que deben dártelo.

Entiendo que esto es difícil pero se puede hacer, creo que todos necesitamos conocernos bien porque logrando eso podemos vivir más plenos, eso no quita que a diario tengamos que vivir con muchas emociones y obstáculos a superar, pero está en cada uno de nosotros elegir que actitud tomar ante estas situaciones y ahí está la clave de todo.

Una de las cosas que trabajo en los procesos de Coaching, es ayudar a que cada cliente pueda crear sus propias “estructuras emocionales” para que no caiga en los dominios de ciertas emociones que pueden perjudicarle y alejarle de su camino hacia la plenitud.

Vivir en el reino de las emociones se puede hacer perfectamente, pero para ello es necesario aprender a gestionarlas.

Por Germán Antelo/ Executive Coach

About admin

Augere pretende ser un espacio de inspiración, reflexión, intercambio y creatividad para el crecimiento y transformación activa de las personas y de las organizaciones. www.augere.es
This entry was posted in Coaching and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *