Metáfora para un viaje personal

Camino Calvo/ Executive Coach

Recién acabado mi curso de Core-Curriculum, con todo el camino por delante, con todos mis propósitos y mis compromisos muy afianzados y deseando que este espíritu emprendedor y valiente se consolide para siempre, me lanzo al atrevimiento y a la exposición de mi vulnerabilidad, palabra o estado que ahora tiene un nuevo significado para mi, y os traigo el relato de Synergy, de mi experiencia con el curso unido a mi momento personal.

“Ésta es la historia de mi viaje intergaláctico, la historia que empieza el día que me subí en el tren co-activo que debía llevarme dos estaciones más allá. Cogí billete de ida y vuelta, sólo deseaba estar un ratito y transportarme dulcemente un poquito más lejos.

La parada Fundamentals me conmovió: con permiso para soñar, permiso para crear y romper muros me convirtieron en una Patosa Diva y me lanzaron piropos, permitiéndome abrir puertas que, con los labios pintados de carmín rojo me llevaron a primera clase!

Mas, oh, sorpresas de la vida, de repente mi suelo se tambaleó y mi billete cambió su destino hacia el precipicio personal.

Y fue, en parte, gracias al coaching co-activo que no caí en tinieblas sino en espacio desconocido donde ya no había estaciones sino caída libre a planetas alternativos a descubrir. Con lágrimas en los ojos me despedí del mundo con perdón, hice limpieza de mi universo y me inventé alas para crear la nave en la que me instalé para continuar el resto de mi viaje.

Unas 30 naves volaban a mi alrededor inyectando de vez en cuando combustible que me permitía cruzar galaxias mientras chocaba con meteoritos y asteroides. Pero mi vehículo fuerte y mis copilotos bien escogidos estaban ahí para soportar la transición, con la certeza de acercarme a un nuevo sol.

Contraté un gran capitán, encerré en el lavabo a un señor horrible, bajito, gordo, negro y engreído y lo cambié por una hada dulce y blanca que me hacía más feliz.

Mientras, una nave loca, un coaching de tres minutos, me concedió el permiso para soltar el volante y no decidir rumbo, relajarme y disfrutar del camino y de los asteroides agresores.

Y con esta tripulación y la soberbia, la vulnerabilidad, la autenticidad, la certeza, la compasión y el poderío aterricé donde me veis y creé un planeta de colores, de equilibrio y de lucha, de energía, de familia, de amigos, de baile, de teatro, de música, de mares, de animales valientes y no valientes, y soy la directora de este país en el que todos hacen lo que les da la gana… y yo también, caminando juntos hacia el bienestar y la paz.”

Gracias a mis queridos compañeros de ruta y al magnífico y humano equipo de Augere!

Por Camino Calvo/ Executive Coach

About admin

Augere pretende ser un espacio de inspiración, reflexión, intercambio y creatividad para el crecimiento y transformación activa de las personas y de las organizaciones. www.augere.es
This entry was posted in Coaching and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *